Slider

En Japón, buscan desarrollar vacuna que daría protección contra el covid para toda la vida

Una posible vacuna contra el covid-19 que no requiera de dosis de refuerzo y que permita así una duración para toda la vida es lo que está investigando un grupo de científicos en Tokio, Japón, de Nobelpharma Company, según revela The Japan Times.

La eventual inyección ya es calificada como "de ensueño", tanto por el mismo medio como por quienes están siguiendo el proceso de forma periódica en medio de la pandemia del coronavirus y ante la extensión de la variante ómicron. Te recomendamos: Reportan en Israel primer caso de 'flurona', infección simultanea de gripe y covid The Japan Times reveló que la iniciativa cuenta con el apoyo del Gobierno Metropolitano de Tokio, encabezado por Yuriko Koike, quirn ha manifestado su entusiasmo. Es Michinori Kohara, investigador emérito del Instituto Metropolitano de Ciencias Médicas de Tokio, quien está liderando los análisis ante el fármaco basado en la vacuna contra la viruela probada, el cual ayudó a erradicar esa enfermedad.  El virus vaccinia fue el que se usó en la dosis contra la viruela, siendo éste nuevamente analizado, marcando una diferencia con compuestos como los que utilizaron Pfizer y BioNTech, el cual está basado por ARN mensajero del covid-19. Según el medio nipón, en abril de 2020, Kohara, junto con el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas en territorio japonés, comenzó a desarrollar un virus vaccinia, el cual contiene la proteína de aumentada del SARS-CoV-2, que provoca el covid-19. Los especialistas escogieron la cepa no patógena de la variante del virus vaccinia que es llamada DI. Ésta se caracteriza por funcionar como un vector viral extremadamente eficaz y seguro para administrar el gen aumentado del SARS-CoV-2. "He trabajado en varias tecnologías de vacunas como el adenovirus y el ARN mensajero, pero la vacuna que usa el vector del virus vaccinia es la más poderosa de todas y tiene pocos efectos secundarios" dijo el experto al medio japonés. Agregó que "las características de esta vacuna es que puede inducir anticuerpos e inmunidad de por vida. Una inyección de la vacuna mantiene su eficacia durante más de 20 meses y no hay otra vacuna que pueda lograr estos efectos". Se han hecho pruebas con macacos cangrejeros, una especie primate que reveló que la vacuna los protegía de desarrollar neumonía, siendo además que la cantidad de virus en sus pulmones se situaba debajo del límite de detección luego de siete días de contagio de coronavirus. En Nobelpharma Co. están preparándose para realizar la primera y la segunda fase de los ensayos clínicos del compuesto en la primera mitad de 2023,  con 150 a 200 voluntarios en Japón, contemplando también a quien han tenido infecciones, así como están completamente inoculados. En caso de que las fases sean satisfactorias, la última etapa sería prácticamente enseguida, previendo la eventual comercialización, en caso de que también sea favorable el último estudio, para 2024, revela el medio nipón. El estudio suma además que, en pruebas con ratones, se ha visto que los anticuerpos que protegen para toda la vida llegan a aumentar diez veces cuando se aplica una segunda dosis en alrededor de tres semanas. Las complicaciones por el financiamiento Aún con las importantes muestras en animales, el desarrollo de los estudios depende de la financiación que no puede ser solventada únicamente por la farmacéutica japonesa. El gobierno ha asignado más de 100 mil millones de yenes (868 millones de dólares) como subvención para los ensayos clínicos a gran escala realizados por fabricantes de medicamentos de ese país.  Sin embargo, una mayor inyección de recursos para la firma está en suspenso, debido a que tanto esa empresa como el Instituto Metropolitano de Ciencias Médicas de Tokio no cuentan con un reporte que los acredite con una experiencia en comercialización en una vacuna, contó Kohara. "Espero que el gobierno cambie de opinión una vez que las dos primeras etapas de los ensayos clínicos muestren eficacia en humanos o estaríamos buscando realizar el ensayo en colaboración con un importante fabricante de medicamentos como una opción más prometedora", afirmó el experto. También sostuvo que "si la eficacia de nuestra vacuna durase incluso un año, dos o tres años, eso se traduciría en enormes ahorros por valor de billones de yenes para la infraestructura social en su conjunto. La vacuna también tiene una alta inmunidad cruzada para funcionar contra muchas variantes, por lo que estas dos cosas por sí solas justifican la fabricación de esta vacuna". Kohara respaldó esto último con la situación actual que hay con las pandemia y las variantes, las cuales han motivado a la aplicación de dosis de refuerzos que se han tenido que programar en un rango de tres a seis meses, lo que se suma un gasto para las autoridades gubernamentales como para los análisis de empresas vinculadas al sector de la farmacología. 

 

Publicidad Efectiva

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicidad y Servicios